¿Y tú qué emoción eliges?

“Busca lo que hay de bueno en todo y todos. No hagas de los defectos una distancia, y sí, una aproximación. Entiende a las personas que piensan diferente a ti, no las repruebes” Charles Chaplin

“Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo: Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora.

El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. El profesor miro al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó: ¿Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes? El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta. Por supuesto que no, contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho.

Bueno, prosiguió el profesor, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar. No entiendo a qué se refiere, dijo el alumno confundido. Muy sencillo, replicó el profesor, tú me estas ofreciendo rabia y desprecio y si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo, y yo, mi amigo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad.
Muchacho, concluyó el profesor en tono gentil, tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa, yo no puedo controlar lo que tú llevas en tu corazón pero de mí depende lo que yo cargo en el mío” Devis.

Todos los días se abre una página en blanco en nuestro libro de la vida, que a su vez forma parte de la historia de la humanidad, de esta forma escribimos la historia personal a través de las acciones, de igual manera tenemos la oportunidad de elegir tanto el rol que asumimos como la actitud ante la vida y, por supuesto, de forma intrínseca la emoción que acompaña el papel que asumimos; hay quienes deciden ser víctimas además, con este papel logran manipular y aunque no son muy felices, es la manera aprendida para lograr sus objetivos.

También observamos individuos que están empoderados, son entusiastas, con fe, optimistas y también logran sus objetivos. Más que una forma de vivir, es la actitud que optan por su viaje sagrado personal y es la manera de transitar por la vida, ambas son respetables, es una elección individual.

Es importante destacar que cuando nos inclinamos hacia nuestro interior y enfrentamos los miedos, surge el encuentro con Dios, que es la verdad, el camino y la vida como lo indico claramente el gran rey de reyes, señor de señores, Jesús quién además representa la luz y cuando esto pasa, nos convertimos en individuos con una paz que sobreabunda que solo viene de lugares celestiales y del trono de Dios a través de su precioso hijo, es desde este ángulo donde la fuerza del sabio, permite el tránsito sereno e inmutable, sin caer en provocaciones externas. Nadie quebranta tu paz interna sino se lo permites.

La vida todos los días nos invita a infinitas posibilidades, nos ofrece regalos gratuitos como el sol, el aire que respiramos, la naturaleza y las opciones de cada situación en la que nos relacionamos y nos permite abrir la puerta del camino de sabiduría y aprendizaje maravilloso u esa forma un tanto opaca, gris, llena de tristeza peleando con nuestros espejos, todas las personas son nuestros espejos, nos guste o no. La paz o la guerra son elecciones individuales, después de todo, somos nosotros los forjadores de nuestro destino.

Es importante que comprendamos que todo lo que pasa fuera de nosotros es un reflejo de lo que pensamos de la vida, para cambiar la realidad debemos cambiar la forma de pensar, vivimos atados a una creencia y por un simple pensamiento o idea hay quienes piensan que el mundo está en su contra y encuentra a personas que se lo corroboran, somos creadores de realidades, como el alumno de la clase que quería provocar al profesor y por ser un hombre equilibrado y sabio no tomó ese regalo de la ira porque, sencillamente no le pertenecia.

En la medida en que tengamos claro cuál es nuestro papel en la vida, saber si queremos ser gente de paz o lo contrario, vamos a impactar en nuestro alrededor, eso no significa que usted va a ir por la vida de forma indiferente y dejándose apalear con todo el mundo, pero sí aplicando lo justo, lo sensato y el respeto para recibir lo mismo. Es vital recordar que somos seres humanos y nacimos para compartir y servir a la sociedad, es la auto maestría individual, que elige ser instrumento de paz o de lo contrario.
Mi gente, cada día, en todo momento, tu puedes escoger qué emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón y lo que elijas lo tendrás hasta que lo decidas cambiarlo. Es tan grande la libertad que nos da la vida que hasta tenemos la opción de ser amargados o felices. ¿Qué escogiste tú?

Asesora integral de comunicaciones, mercadeo estratégico y emprendimiento
@tania_comunica
radioinformativa@gmail.com
Facebook: Abriendo brechas para emprender con Tania García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s