La verdadera grandeza consiste en reconocer que somos pequeños delante de Él.

Abriendo Brechas con Tania Garcìa

El cambio de receta como el famoso payaso inglés Garrick. Hay quienes dicen ser ¨libres¨ pero realmente están encarcelados, son presos de la vida, de las circunstancias y peor aún, reos de ellos mi…

Origen: La verdadera grandeza consiste en reconocer que somos pequeños delante de Él.

Ver la entrada original

Anuncios

La verdadera grandeza consiste en reconocer que somos pequeños delante de Él.

El cambio de receta como el famoso payaso inglés Garrick.

Hay quienes dicen ser ¨libres¨ pero realmente están encarcelados, son presos de la vida, de las circunstancias y peor aún, reos de ellos mismos.

El caballero autoengaño, les tiende una red con su auto gestionado ego y sus ganas terribles de reconocimiento, al precio que sea, pero en lo profundo de su corazón saben que son sus propios carceleros, como aquel famoso, pero deprimido payaso inglés, a quien el médico le recomendó, anda a ver a Garrick para que te alegres y él le contestó al galeno; ¡Yo soy Garrick!… Cambiadme la receta, reconociendo su grave problema, necesitaba cambiar como aquel que dice me encanta caminar bajo la lluvia porque la gente no ve mis lágrimas.

Hoy hay muchas personas con ataduras, presos de sí mismo, gobernados por este señor del auto flagelo, llamado engaño, es importante destacar que este último causa estragos en todos los aspectos de la sociedad, aniquilando al individuo y convirtiéndolos en autómatas, es vital rescatar al ser humano genuino porque los países, las familias, las empresas son su gente. Es vital reencontrarnos con la Luz, decididos a ser transformados.

La verdadera libertad, es una elección personal que desafía a cada instante al ser humano a encontrar su camino y su lámpara personal de manera intrínseca y  con el mismo aplomo  reconocer la tenebrosa oscuridad del alma, las miserias humanas recubiertas, el bachaquerismo personal, se trata de enfrentar miedos ocultos y declarados, reconocer la dureza de los corazones, las cenizas maquilladas, la doble vida en el  largo y lento transitar lúgubre y omnímodo,  frente a tal calamidad interna, la transformación es una decisión de vida o muerte, por lo cual  es determinante permanecer hasta encontrar la salida, ese es el objetivo.

El mayor logro consiste en reconocer que nuestra fuerza es limitada y las debilidades soterradas, pueden convertirse en el mayor reto a superar y esto se logra, sólo cuando te atreves a estar a solas contigo permanecer y atreverse a cruzar el umbral, entrar en el abismo de tu alma, requiere madurez emocional y entereza para avanzar al otro lado, el lado de la verdad, encontrar la hermosura de tu libertad.

Determinar darte el permiso de estar en silencio en ese encuentro íntimo; sin ruidos ni sombras, requiere valentía y una firme convicción de que te cambien la receta como a Garrick, implica reconocer que necesitas pasar de un extremo a otro, optando por  reconocer que necesitas ayuda y te urge clamar a tu Creador, al diseñador original, aquel que te amó primero, el mismo que te eligió antes que entrarás al vientre de tu madre, el Padre de las soluciones ilimitadas, perfectas y agradables, el Autor del Cielo y la Tierra, nada más y nada menos, ningún ser humano en este caso particular, puede ser capaz de ayudarte a Sanar de Raíz y a cruzar el umbral para salir victorioso. Sólo de la mano del Padre Perfecto, quizás intangible pero real y poderosa.

Dios es el único sanador, libertador, Él es el que te puede preparar para ser luz para otros, antes nadie, nunca jamás un hombre puede hacer lo que Dios hace, qué débil puede ayudar a otro débil, sólo el Creador escudriña las mentes y los corazones, ese terreno entenebrecido en el que sólo el Gran Diseñador puede entrar, Él sabe la falla y como arreglarla, sólo el Padre Creador, te puede preparar para ser lámpara para otros.

Él te dice Hoy ¨Clama a mí y yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces¨ Jeremías 33:3; qué hermoso cuando se reconoce que se necesita ayuda del Gran Poder de lo Alto, aún más cuando debes arriesgarte a Creer sin Ver, Creerle a un Ser que es como el Viento, lo sientes, pero no lo ves, pero Existe como tu respirar en este instante.  ¡Qué magnánimo Poder!!!

La verdadera grandeza, consiste en reconocer que pequeño somos delante de Dios.

Procuro en este escrito que los personajes como Garrick, quien nos dejó una gran enseñanza, reconociendo su debilidad, se atrevan a propiciar ese encuentro y enfrenten sus propias máscara, se atrevan a cruzar el umbral…y, cualquiera que sea su desierto, en poco tiempo lo habrán superado con la ayuda del diseñador perfecto, el verdadero Coach Espiritual de sanidad y liberación por Excelencia y Pronto estarán Libre para decir; contigo tengo el Camino, la Verdad y la Vida, pero sobretodo la verdadera Libertad.

Gracias Padre amado por transformar el corazón de carbón a Diamante, para brillar por medio de tu magnificencia y escandaloso Amor. A ti sea la Gloria y el Honor por los siglos de los siglos.

Pd. Recuerda nadie llega al Padre sino es por el Hijo, esa es la visa de la Libertad. ¡Gracias mi amado Guerrero Jesús!!

Clama a ÈL y te responderá. Con Amor.

Tania García

 

 

La preocupación anula el presente

“El tiempo es un señor de piernas rápidas y puntualidad unánime; llega cada día a la misma hora, deja un maletín lleno de oportunidades por tal razón no hay motivo para preocuparse”

“He oído que una anciana iba viajando en un autobús y estaba ansiosa, preocupada, preguntando continuamente cuál parada era aquella. El desconocido que se sentaba a su lado le dijo:
-Relájese, no se preocupe. El revisor anunciará las paradas y si se siente muy preocupada, puedo llamarle para que venga, así usted podrá decirle dónde quiere bajarse y él tomará nota. ¡Relájese!

El hombre llamo al revisor y la mujer le dijo:

-Por favor, recuerde, no quiero perder mi parada. Tengo que llegar a un lugar urgente.
-De acuerdo -dijo el revisor-, tomaré nota, aunque no hacía falta que me llamaran porque siempre anuncio las paradas. Pero tomaré nota y vendré a avisarle cuando llegue a su parada; relájese, ¡no esté tan preocupada!

La anciana sudaba, temblaba y parecía muy tensa, y dijo:

-Muy bien, anótelo, tengo que bajarme en la última parada, donde se acaba el recorrido del autobús.

-Bien, y si se iba a bajar en la última parada ¿para qué preocuparse? ¿Cómo iba a equivocarse? ¡No hay manera de saltarse la parada!”

¿Este pequeño relato le recuerda a un personaje que ahora está leyendo está brecha?

Si no se identificó lo felicito, le va encantar saber que vive ligero, sin equipaje extra; así son las preocupaciones sin razón: Exceso de carga. Si por el contrario, la anciana le recordó algún momento de su vida, aunque en un escenario distinto, bienvenido a la reflexión.
Cuando nos preocupamos por situaciones que no tienen sentido o de las que ya sabemos los resultados, estamos malgastando energía y hasta podemos enfermarnos. Es oportuno recordar que el pasado pasó, el futuro no existe y que la única realidad es el presente.

Esto no significa que usted va a dejar de ser visionario, ni que ahora no va a tomar previsiones importantes, ni que tampoco va a planificar para el futuro; sólo se trata de vivir a plenitud y darle mayor valor al tiempo presente, como el tesoro más preciado y confiados que Dios tiene el control de todo y que la vida en ocasiones no va con nuestra fuerza sino con la del Creador, así que ocupese de las acciones inteligentes que le corresponden.

Muchas veces estamos preocupando por situaciones que se escapan de las manos; en ocasiones en temas que, aunque quisiéramos resolver, no podríamos. La mayoria de las personas se preocupan por asuntos que por lo general, no ocurren, este hoy es el ayer que tanto le preocupaba y ya ves todo va bien, sólo hay que ocuparse, porque este hoy es el resultado de las decisiones que tomó ayer. La ley de la siembra, causa efecto en fin.

Cuando se toma conciencia que el momento presente es único e irrepetible, el presente es un regalo, desde este enfoque el tiempo para la preocupación disminuye, porque comienza a descubrir la razón de vivir en paz que a su vez otorga salud, descubrimos que el tiempo es vida y que nacimos para servir y disfrutar cada segundo en el aquí y el ahora.

“El tiempo es un señor de piernas rápidas y puntualidad unánime; llega cada día a la misma hora, nos deja un maletín donde están contenidas las oportunidades del día y parte de inmediato para volver al caer la noche, recoger lo que dejó sin preguntarnos si supimos aprovecharlo, y partir de inmediato sin mirar atrás”.

1011441_10151584863417012_1157602806_n
Aún en las situaciones más difíciles, no dejen que le roben su presente, al final del camino siempre hay una solución. El tiempo es un recurso no renovable. el Tiempo es un regalo de Dios, que no puedes retroceder y en su Justicia perfecta, el otorga el tiempo a todos por igual. Depende de tí como usas ese valioso regalo que significa la Vida misma. Gracias por ser tan especial en este tiempo, sin tu existencia, no me habría inspirado!!!